Moxibustion

 

Por los médicos antiguos, el principio fundamental era el equilibrio.

Naturalmente, un paciente frio y débil necesita calor y fuerza. En la medicina china tradicional, el remedio principal por esta aflicción se llama moxibustion o moxa.

El nombre “moxa” es una versión inglesa de la palabra japonesa “mogusa”, que significa “quemar hierbas”. La practica consiste en quemar cigarros y ramas de ajenjo, sobre o cerca del cuerpo.

Moxa sería originaria del norte de China hace al menos 3000 anos y quemada en los puntos de acupuntura mucho antes del advenimiento de las agujas. Hoy en día, el moxa está utilizado para tratar un panel muy amplio de problemas, tales como la perturbación digestiva crónica, los problemas menstruales, los problemas reproductivos y las enfermedades complejas como la tuberculosis, la enfermedad de Lyme y el cáncer.

Es muy poderoso por el dolor, se utiliza por los pacientes que sufren de dolor y a veces cuando las agujas no bastan.

 

Medicina primaria

La moxibustion no es tan conocido como la acupuntura, pero la literatura disponible muestra los efectos positivos en la sangre, la inmunidad y la regeneración de los tejidos. Un estudio de 1998 publicada en el  Journal of the American Médical Association revelió que el 75% de las mujeres embarazada con el feto mal posicionado, había podido volver hasta la posición normal gracias al moxa quemada en el punto de acupuntura.  

Mientras que el moxa puede estar considerado como una parte menor de la medicina china en el oeste, los médicos antiguos lo tenia en alta consideración. En el Nei Jing – un texto fundamental en medicina china – se dice que la moxa “hace lo que la aguja no puede”.

 

Ajenjo magico

 

El moxa es fabricado a partir de una hierba prolífica llamada artemisia vulgaris, que es muchas veces prescrita por las quejas uterinas, tales como el dolor del trabajo, tirones menstruales y hemorragias importantes así como los desordenes digestivos, hormonales, y circulatorios.  

Un quemador de moxa es cumplido por lana de moxa caliente.

El humo del Moxa tiene un efecto relajante en el sistema nervioso. Una vez que los pacientes han superado el olor extraño, pueden disfrutarlo.

Algunos pacientes flotan en un buen descanso eufórico durante el tratamiento.

La practica del Moxa es muy benéfico, pero a veces ocurre que no sea apropiada, por patologías tales como la fiebre, la infección, el eccema y otros señales de exceso de calor. Los puntos en el abdomen y abajo de la espalda deberían ser evitados al inicio del embarazo.

Directo y indirecto

Las técnicas Moxa son divididas en dos categorías : directas y indirectas. El método directo, que necesita un especialista calificado, quema directamente un o unos conos en la piel. Con el método indirecto, un cigarro de moxa caliente está posicionado a un centímetro del cuerpo.

El método indirecto es fácil de aprender, y muchas veces, un practicante puede dar al paciente un cigarro moxa y un punto de acupuntura para mantenerlo y continuar el tratamiento a casa.

Toma el calor arriba del punto prescrito, y quitalo cuando hace demasiado calor. Abandona la zona unos segundos para resfriar, y sigue el tratamiento.

Se debe superar el sentimiento superficial de calor hasta que el calor penetra profundamente en el tejido. “ una vez que usted ha sentido el calor penetrar, sabe que hizo un buen trabajo y que puede apagar el palo. Una sesión dura habitualmente entre 5 y 10 minutos.

© 2018 par Fabrice Durand.

  • b-facebook